Hoy, os traigo un poema de Noelia Morgana – ¡Sea valiente!

¡Sea valiente! Pida un amor a su altura. Quédese donde la amen a través de la misma extensa playa en la que usted ama. Exija un amor a su medida. No consienta achicar sus alas para agradar. No picotée migajas. No se haga la pérdida para no aceptar la realidad de que hay personas que no la quieren. Que no la necesitan. ¡Sea valiente! Elija a quien se entregue sin dudarlo. A quien no mire el reloj ni el teléfono cuando la tenga delante. Pida pan. Acérquese a quien no le haga facturas por lo intercambiado, a quien le otorgue a usted el puesto que merece. El reino. El trono. El sagrado amor. ¡Sea valiente! Diga en voz alta su propio nombre. Llénelo de dignidad. Ahí fuera tiene usted a un ejército de personas esperando para romper silencios. Para inventar palabras. Grité su nombre en voz alta, vamos. Aliméntalo de merecimiento y recúbralo de dorado. Ahí dentro tiene usted el don de amar a cielo abierto. Úselo sólo con quien se atreva a amar del mismo modo, en la misma medida, desde el mismo lugar y a la misma altura. 

¡Sea valiente! Tiene usted el divino derecho de recibir el mismísimo amor que siempre entrega a los demás. Así que, no, por favor, no acepte menos. Permítase equivocarse. Y salga después a bailar.

Compartir en

Comentarios
Deja tu comentario
Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Todos los campos son obligatorios.
       Es necesario aceptar la política de privacidad para comentar.