Llevo varias semanas sin enviarte email, no me ha dado la vida y necesitaba no ponerme presión.

Ayer fue el día de la madre, y mi mente – cuerpo necesitaban un poco de desconexión de madre, llevaba ya dos semanas sin parar y necesitaba “desaparecer”.

Me fui a Madrid al teatro 🙂

Sola, no recordaba lo que me gustaba ir a los lugares de ocio sola.

Que sensación de tranquilidad, de deshago, de paz mental…

Me encanta haber ido sola, siempre que tengo espacios para el ocio lo ocupo con otras personas, a las que siempre les cuento como estoy, o me cuentan esas personas lo suyo, pero por un día necesitaba apagar de todo de verdad.

Y hoy me doy las gracias, por ser valiente e irme al teatro y conectar con lo que también me gusta.

Compartir en

Comentarios
Deja tu comentario
Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Todos los campos son obligatorios.
       Es necesario aceptar la política de privacidad para comentar.

Relacionados


La amistad

La amistad en tiempos de crianza La amistad cuando crías, sobre todo los 4 – 5 primeros años cambia, tengas amistades con hijxs o no, […]

Las redes sociales y la realidad…

 y debo decir que ya se empieza a destapar el pastel de todo.  Lo siento, pero las redes sociales apestan a falsedad… la perfección enmascarada de […]

¿Cómo estás?

– Hola, ¿cómo estás?  – Bien y ¿tú?  – Pues agotada, estresada y con mucha incertidumbre…  – Bueno chica, entonces estás como todas  – No, […]